Bienvenido a mi blog



Bienvenidos a este espacio de encuentro que nace del deseo de compartir. Aquí vais a encontrar una variedad de recetas únicas porque son de creación propia, fáciles de hacer, explicadas de forma muy didáctica y con tiempos cortos de dedicación que es lo que nos falta a la mayoría, tiempo. También para ocasiones en que desees un plato más elaborado o tradicional lo vas a encontrar, aunque irás descubriendo que se puede cocinar en poco tiempo menús muy equilibrados nutricionalmente y con una presentación muy agradable.
Aparte del Recetario hay secciones de Pinchos rápidos, Dulces y Postres, Trucos y consejos, Noticias y comentarios. Esto es el inicio de un proyecto que irá creciendo y mejorando.

Conejo a lo pobre.

Conejo en adobillo-1
Receta de conejo, creativa de verdad, reflejo de tiempos difíciles donde con pocos recursos había que sobrevivir, sobre todo los pastores y la gente del campo en general. Cuántas recetas de origen humilde se han convertido hoy en plato estrella de restaurantes de primera línea, a veces respetando lo tradicional y otras conservando su sabor pero modificando su acabado. Recuerdo los Huevos de Fraile, un plato tan pobre, que por no llevar no lleva ni huevo. En la actualidad se puede encontrar como picoteo o entrante en algunos restaurantes de Cádiz.
En España se consume poca carne de conejo, sucede algo similar con la de cerdo, una pena, ambas son pobres en grasa, económicas y muy ricas. Pero al que le atacamos de verdad es al pollo, eso nadie lo duda. Animaros a hacer esta receta, es increíble lo rica que está, y con esas patatitas que han cogido todo el sabor del adobillo, no se puede pedir más.
Ingredientes 4 o 5 p. T. elaboración 40 min.
1 conejo troceado.
8 patatas p.
8 d. ajos.
Orégano fresco.
Pimienta negra m.
Sal yodada.
Vinagre de Jerez.
Aceite v. e.
Modo de hacerlo.
  1. Seguro que en la carnicería te pueden trocear el conejo a tu gusto. En casa toca revisarlo de alguna grasilla que pueda tener, la verdad que la carne de conejo es limpia y muy poco grasa.
  2. El siguiente paso es poner en un bol la carne troceada y añadir vinagre abundante. Mantener en maceración unas dos horas aprox, es bueno mover dos o tres veces durante este tiempo.
  3. Completado el paso anterior se escurre el conejo y salpimentamos al gusto. Freír en aceite abundante en fuego medio-alto hasta dejarlo en el punto deseado, que siempre es el que gusta a la familia. Se debe cubrir con una tapa, así conseguimos que se cocine antes y no salpique toda la placa.
  4. Ahora tocan las patatas, una vez limpias se cortan en rodajas de poco menos de un centímetro de grosor aprox y se les añade un toque de sal. Hay que freír las patatas al igual que el conejo en aceite abundante. Es muy importante hacerlo a fuego suave y cubrirlas con una tapa, buscamos que se ablanden sin que lleguen a ponerse crujientes.
  5. Nosotr@s aprovechamos el tiempo para majar los ajos, después agregamos dos cucharadas de vinagre y un poco de orégano, a poder ser fresco que aporta un maravilloso sabor a campo.
  6. Listo el conejo lo dejamos con un poco de aceite, llega el momentazo del sabor. Incorporamos el majado junto con las patatas y mezclamos con cuidado. Mantener durante 5 minutos en fuego medio-suave para que se mezclen los sabores.
Sugerencia de presentación.
Conejo en adobillo-2
Conejo en adobillo-3
Consejos y sugerencias.
  • Para esta receta es aconsejable no trocear el conejo en piezas muy pequeñas, ya que el tiempo en el vinagre, más el frito, y si le sumamos que la carne es pobre en grasa, favorecería que quedara poco jugosa.
  • El aceite sobrante donde se ha frito el conejo, se puede utilizar para recetas de carne.
  • Esta elaboración de conejo a lo pobre, se puede congelar excluyendo las patatas.
Visita nuestros Trucos y consejos que son muy útiles.
Si te gusta esta receta la puedes compartir, hacer MG o dar +1.
Si deseas recibir todas nuestras publicaciones te puedes hacer seguidor o suscribirte a Cocina con Emma.
Quizás te interese ver:
Pechugas escabechadas
Pechugas de pollo a la andaluza
Carne en salsa

14 comentarios :

  1. No es una carne que me guste especialmente, pero sí que la preparo algunas veces, sobre todo al horno que es como más nos gusta. Tu receta me ha parecido muy buena y más fácil imposible, lo que ahora se agradece, no tenemos muchas ganas, ni mucho tiempo para pasarlo en la cocina y con estos platos se come igual de bien y de rico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira Lola que no gustarte la carne de conejo, con lo saludable que es y lo rica que está. A ver si te animas con esta elaboración y triunfas. Feliz finde, bstes.

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Emma!! Pues tienes toda la razón, el conejo es una carne poco grasa, poco calórica, pero que parece que está perdiendo adeptos. Yo soy la primera que consumo más pollo que otro tipo de carne. Recuerdo en mi casa que se consumía bastante conejo y las mayorías de paellas se hacían en todas las casas con pollo y conejo, y hoy en día, han desaparecido casi todas las que llevaban conejo.
    También es cierto que, afortunadamente, se está empezando a valorar platos que antes se suponía que eran de pobres, que lo eran, pero no significaba que no estuvieran muy ricos, precisamente, con la pobreza se agudiza el ingenio, y fíjate qué platos más estupendos han salido de esa escasez de alimentos. El que nos traes hoy, es un gran ejemplo, cocina coherente, con poco presupuesto. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón Isabel, en etapas de grandes dificultades, el hombre es capaz de agudizar su ingenio. Hace décadas en nuestro país, los que no tenían recursos económicos y se podían permitir comer conejo, era porque lo cazaban. Han cambiado las cosas, pero aún tenemos objetivos por alcanzar.
      El conejo de granja es insípido, por ello cuando tengo oportunidad de conseguir el de campo, voy a por él. Preparar un buen arroz, es una maravilla, el sabor que le aporta resulta insuperable. Feliz finde, bstes.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Lo está, y además super-fácil en su elaboración. Bstes.

      Eliminar
  4. Emma La Cocina tradicional, cuanto más sencilla más rica, al menos es lo que a mí me gusta, menos es más, la mayoría de las veces, y para disfrutar de todo el sabor de un ingrediente, no creo que sea necesario poner treinta ingredientes en un mismo plato.
    Tu plato se ve riquísimo, de los que en casa rebañaríamos hasta el plato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, la cocina tradicional con buenos ingredientes y a fuego lento, es insuperable. Lamentablemente cuando pasas muchas horas fuera de casa, no siempre te la puedes permitir. Feliz semana, bstes.

      Eliminar
  5. Hola Emma! Qué interesante todo lo que nos cuentas! Y este conejo está buenísimo, de principio a fin
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Maribel!! Qué alegría que estés por aquí de nuevo. Me pasaré por tu cocina que espero esté al cien por cien. Feliz semana, bstes.

      Eliminar
  6. Pintaza Emma!!
    La carne del conejo me encanta, y tu receta se ve muy atractiva!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, este conejo lleva pocos ingredientes, pero te aseguro, que está lleno de sabor. Feliz semana, bstes.

      Eliminar
  7. Me encanta el conejo y seguro que tu receta debe estar buenísimo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolors, a mi también me gusta mucho el conejo, y más, sabiendo que es una carne baja en grasa. Que pases un buen día. Bstes.

      Eliminar

Gracias por tu visita. Esperamos que te haya gustado.