Bienvenido a mi blog



Bienvenidos a este espacio de encuentro que nace del deseo de compartir. Aquí vais a encontrar una variedad de recetas únicas porque son de creación propia, fáciles de hacer, explicadas de forma muy didáctica y con tiempos cortos de dedicación que es lo que nos falta a la mayoría, tiempo. También para ocasiones en que desees un plato más elaborado o tradicional lo vas a encontrar, aunque irás descubriendo que se puede cocinar en poco tiempo menús muy equilibrados nutricionalmente y con una presentación muy agradable.
Aparte del Recetario hay secciones de Pinchos rápidos, Dulces y Postres, Trucos y consejos, Noticias y comentarios. Esto es el inicio de un proyecto que irá creciendo y mejorando.

Empanadillas de roquefort al horno.

Empanadillas de roquefort, no hay que freír, se hornean unos minutos y listo. Con este procedimiento reducimos considerablemente las calorías y el trabajo. Me gusta pintar con un poco de huevo las empanadillas, de esta forma se doran mejor y cogen un poco de brillo. En esta ocasión no he podido hacerlo, por tener en casa un invitado alérgico al huevo. Se puede separar la ración, pero no me parecía necesario marcar diferencias, tampoco quedan tan mal de aspecto. ¿Qué deciros de su sabor? A los que nos gusta el queso roquefort, estas empanadillas nos parecen una delicia.
Ingredientes T. elaboración 25 min.
12 obleas p. para empanadillas.
12 cucharadas tomate f.
150 g queso roquefort.
Pimienta blanca m.
Azúcar.
1 huevo para pintar las empanadillas (opcional).
Precalentar el horno, resistencias arriba y abajo, a 200ºC
Modo de hacerlo.
Es bueno utilizar un tomate frito suave, poco condimentado. Cuando lo hacemos en casa, le añadimos cebolla, ajo, pimienta, etc. Para estas empanadillas necesitamos algo más liviano de sabor, ya que el queso es muy potente.
  1. Poner en un cuenco el tomate con un pelín de pimienta y una pizca de azúcar. Mezclar bien. R.
  2. Cortar el queso en trocitos pequeños. R.
  3. Forrar la bandeja de horno con papel especial.
  4. Colocar las obleas sobre la bandeja y rellenar con una cucharada de tomate frito, seguido de unos trocitos bien repartidos de roquefort.
  5. Una vez rellenas las empanadillas, se procede a sellarlas con la ayuda de un tenedor.
  6. Por último, para que resulten con un acabado óptimo, se pintan de huevo.
  7. Hornear durante 7 minutos aprox. Y a disfrutarlas.
Sugerencia de presentación.
Empanadillas de roquefort bajas en calorías
Visita nuestros Trucos y consejos que son muy útiles.
Si te gusta esta receta la puedes compartir, hacer MG o dar +1.
Si deseas recibir todas nuestras publicaciones te puedes hacer seguidor o suscribirte a Cocina con Emma.
Quizás te interese ver:
Croquetas de espinacas
Tortitas de salchichas
Delicias del cocido

8 comentarios :

  1. ¡¡Hola Emma!! Yo soy una ratoncilla, ¡¡y me encanta el queso!! Y más si es fuerte como el roquefort, cabrales o similar. ¡¡Así que imagina lo que me han gustado tus empanadillas!! Lo de hornearlas está muy bien, yo también lo suelo hacer y quedan igualmente muy ricas. Cuando yo no puedo pintar las masas con huevo, lo hago con leche, y si la persona es alérgica a la leche y al huevo, siempre se puede cambiar por leche de soja, almendras y similar. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel estas empanadillas están ricas y es muy importante que al hacerlas en el horno reduce el aporte de grasa. En cuanto al arte de pintar hay variados trucos, como diluir un poco de azúcar glas en agua, el resultado es genial. Bstes.

      Eliminar
  2. Muy ricas!!! La unión del queso y el tomate siempre un éxito. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El roquefort me encanta, quizás porque estoy acostumbrada a sabores intensos. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Estas empanadas lucen divinas y a mi que me encanta el queso...no podre aguantar la tentación y tendré que hacerlas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Danay. Si te animas con estas empanadillas seguro que te van a gustar. Feliz semana, bstes.

      Eliminar
  4. Hola Emma, yo también me he acostumbrado a hornear y no freír las empanadillas. Estas tuyas tienen una pinta tan rica y rellenas de queso no las he preparado nunca. Tomo nota.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo Rosa, renunciar a las frituras en exceso es apostar en salud. Estas empanadillas están peligrosamente deliciosas. Feliz finde, bstes.

      Eliminar

Gracias por tu visita. Esperamos que te haya gustado.