Bienvenido a mi blog



Bienvenidos a este espacio de encuentro que nace del deseo de compartir. Aquí vais a encontrar una variedad de recetas únicas porque son de creación propia, fáciles de hacer, explicadas de forma muy didáctica y con tiempos cortos de dedicación que es lo que nos falta a la mayoría, tiempo. También para ocasiones en que desees un plato más elaborado o tradicional lo vas a encontrar, aunque irás descubriendo que se puede cocinar en poco tiempo menús muy equilibrados nutricionalmente y con una presentación muy agradable.
Aparte del Recetario hay secciones de Pinchos rápidos, Dulces y Postres, Trucos y consejos, Noticias y comentarios. Esto es el inicio de un proyecto que irá creciendo y mejorando.

Natillas caseras.

Las natillas caseras forman parte de los recuerdos de la infancia. Muchos de nosotros estábamos impacientes por meter la cuchara a escondidas de nuestras madres. Ahora nos toca a nosotros hacerlas, para que nuestra familia disfrute con ellas. Parte de lo que somos lo marcan nuestros recuerdos, y muchos de ellos se hacen presentes a través de una receta o un plato en la mesa.
Ingredientes 4 p. T. elaboración 25 min.
500 mL leche e.
25 g Maizena.
4 yemas de huevo.
80 g azúcar.
1 tira de piel de naranja y limón.
Una rama de canela.
Modo de hacerlo.
  1. Vamos a la cocina. Lo primero, reservar un vaso de leche, la restante llevar al fuego con la rama de canela, las pieles de naranja y limón.
  2. Disponemos de la leche reservada, le añadimos la Maizena, el azúcar y las yemas de huevo. Mezclar con energía.
  3. Cuando la leche comience a hervir, se incorpora la mezcla anterior. No dejar de mover hasta que espese.
  4. Retirar la rama de canela y las pieles de naranja y limón. Pasar la crema a recipientes individuales, dejando enfriar en nevera un mínimo de 6 horas.
Sugerencia de presentación.
Yo hoy he espolvoreado las natillas con canela en polvo. Otras veces les pongo fideítos de chocolate o cacao negro en polvo.
Natillas caseras
Consejos y sugerencias.
Estas natillas, en el momento de pasar a recipientes individuales, se pueden cubrir con una galleta dorada tradicional de toda la vida. En este caso, es bueno dejar el postre para el día siguiente, todo dependerá de la paciencia de los que esperan.
Visita nuestros Trucos y consejos que son muy útiles.
Si te gusta esta receta la puedes compartir, hacer MG o dar +1.
Si deseas recibir todas nuestras publicaciones te puedes hacer seguidor o suscribirte a Cocina con Emma.
Quizás te interese ver:
Panna cotta
Panna cotta de nutella
Arroz con leche

16 comentarios :

  1. ¡Qué ricas las natillas! Y qué buenos recuerdos traen, la verdad. Son de esas cosas que pueden ser sencillas de hacer (yo todavía estoy en ello...cof cof.. que no me salen en su punto ni para atrás jajajaj) pero siempre son un éxito. Me llevo tu receta, a ver si con un poco de variación me salen, por fin, bien del todo! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo asociamos los postres tradicionales con los recuerdos, especialmente de la infancia, ¡ay, qué tiempos! Silvia esta receta seguro que te va a salir, va a ser tu triunfo sobre las natillas que se te resisten. Bstes.

      Eliminar
  2. Que buenas y te han quedado fabulosas, que ricas, ante unas natillas caseras me rindo reina, se ven maravillosas....Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther, la verdad es de sabor y textura estaban ideales. Los golosos de casa acabaron pronto con ella. Bstes.

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Emma!! ¡¡Me encantan las natillas caseras!! Cuando voy a un restaurante que no tienen postres caseros siempre me pido unas natillas o un flan, porque es lo único que suelen tener casero, ¡¡y qué buenas están!! En casa siempre le poníamos la galleta María en el centro aún caliente y se empapaban por completo, así cuando se enfriaban, era un placer comerlas. ¡¡Esto es un recetón, Emma!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel, el toque de la galleta es genial, lo que sucede es que se debe dejar más tiempo reposar las natillas y los duendecillos golosos de casa, no tienen mucha paciencia para la espera, así que recurro a otra presentación. Feliz semana. Bstes.

      Eliminar
  4. Cuantos viajes a la nevera aunque sea a picar una cucharilla de natillas..jejeje..Lo hemos hecho todos..Están deliciosas Emma. Feliz semana.Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los padres también hemos sido niños Carmen, aunque los hijos a veces lo duden. Qué ricas las natillas de casa que unas veces las hacía mamá y otras las abuelas, pero siempre estaban fantásticas. Feliz semana. Bstes.

      Eliminar
  5. Son las mejores que existen, aunque yo no tengo recuerdos de infancia de ellas, pues mi madre las hacía de sobre, pero sin duda éstas tienen un sabor inigualable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Dolores, de pequeños no valorábamos la calidad de las cosas. Con el paso del tiempo, nuestro paladar se educa y añadimos valor a lo que comemos. Los peques disfrutan con unas natillas dulces y frías, les da igual que sean de sobre o huevo. Feliz semana. Bstes.

      Eliminar
  6. Que ricas, tomo nota que a mis hijos les encantan, a ellos siempre con galletas, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las natillas siendo un postre austero siempre son bien recibidas. Ahora con el calor frías vienen muy bien. Bstes.

      Eliminar
  7. Las caseras tienen un sabor muy diferente a las de sobre. Me gustan mas. Gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luz Eugenia, hay que apostar por lo casero. Un saludo.

      Eliminar
  8. Que rico! Me guardo esta receta deliciosa. Gracias por compartir.
    Saludos desde Holanda. xxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sunny, las natillas son una elaboración de siempre, incombustible como el maravilloso arroz con leche. Feliz semana, bstes.

      Eliminar

Gracias por tu visita. Esperamos que te haya gustado.